Curar piercing & microdermal

Una vez que tienes ya hecho tu piercing o microdermal tienes que cuidarlo. Hay que tratarlo como una herida que tienes que mantener limpia para que no se infecte. Para ello los pasos a seguir son los siguientes:

  • Lava la herida con agua y jabón neutro retirando los posibles residuos que estén alrededor de la pieza. Aclara con agua tibia y sécalo con papel. Así absorberá todo el agua sobrante. Repite esta operación por lo menos tres veces al día los primeros diez días.
  • No des vueltas a la pieza. Rompes la fístula que se está creando y el proceso de curación comienza de nuevo.
  • Si notas algo extraño, no te retires la pieza, acude a nuestro estudio y te aconsejaremos el proceso a seguir.
  • Si accidentalmente la pieza se te sale ven inmediatamente a que te la coloquemos porque si no hay muchas posibilidades de que se te cierre la perforación.

Los tiempos de cicatrización varían según la zona y la persona. Disponemos de una tabla con los tiempos aproximados de los mismos que podrás consultar cuantas veces quieras o llamar por teléfono para informarte.

Curación piercong microdermal en Vitoria-Gasteiz