Nuestro viaje al New York Tattoo Show.

 

New York Tattoo Show
New York Tattoo Show

Algunos de vosotr@s ya sabéis que hemos andado por Nueva York curioseando, cotilleando e investigando sobre tattoos para estar al día con las últimas máquinas, tintas, etc… Hoy vamos a contaros cómo ha sido nuestra experiencia por tierras neoyorkinas.

La convención en la que estuvimos fue la New York Tattoo Show que se celebró en el Nassau Coliseum en Long Island. La verdad es que fue una gozada ver a tant@s tatuadores junt@s porque nos permitió observar un montón de cosas y a un montón de gente a la cual hubiera sido imposible verlos de otra manera.

Nuestro día empezó a las dos de la tarde en la entrada del Coliseum, no sabemos porque pero en Estados Unidos les encanta hacer colas para todo… pero nosotros no!!! Allí esperamos sentados en un parquecillo hasta que pudimos entrar… lo gracioso era que nos miraban como a bichos raros, pero si cabiamos todos!!!

Una vez dentro… llegó el locurón!!! No hemos llegado a contar la cantidad de stands que había. Tocaba patear y mucho!!! En este post os vamos a contar lo que más nos gustó-sorprendió de todo porque es imposible describir todo lo que vimos…

Después de ver todo y dar vueltas como locos al final nos decantamos por tres tatuadores que fueron los que más nos llamaron la atención.

El primero de ellos fue Zhang Po. Tatuador nacido en China, ahora está tatuando  en Tattoo Lou en Nueva York. Especialista en tatuajes realistas tuvimos el privilegio de tal y como véis en la foto verle trabajar a menos de un metro mientras tatuaba unas flores. Era imposible dejar de mirar… a pesar de que en la foto se ve como predominan los colores rosa y verde y parece todo igual trabajaba con al menos 30 gamas de colores diferentes siempre dentro de los rosas y verdes. No contento con ello encima mezclaba los colores entre si y era una maravilla ver los degradados y los cambios de tonos que conseguia.

Zhang Po
Zhang Po

 

El segundo al que también estuvimos observando fue a Horishachi Osaka. Tatuador japonés especialista en tatuaje tradicional japonés o tebori. En este caso lo que nos llamó la atención fue la manera de realizar el tatuaje. Ya se ve en la foto como tatúa con un palo. Era digno de ver cómo controlaba el golpe para casi sin dañar la piel conseguir introducir la tinta. Lo hacia primero en una dirección y luego en otra para terminar de rellenar la zona. Realmente un trabajo sorprendente… la piel apenas se enrojecía y tampoco se hinchaba la zona en exceso. Pensabamos que era una técnica más agresiva pero nos dimos cuenta que estabamos muy equivocados y fuimos gratamente sorprendidos.

Horishachi Osaka
Horishachi Osaka

El tercer tatuador y no por eso el que menos nos gustó de los tres fue Ryan Gatt, de hecho fue el que más nos llamó la atención de estos tres fenómenos. Ryan lleva tatuando desde hace más de ocho años en Salvation Tattoo en Long Island y trabaja diversos estilos desde realismo hasta Old School japonés. Con el ya pudimos hasta charlar un rato mientras tatuaba el dibujo que véis en la foto. Él mismo nos invitó a entrar dentro de su stand y así pudimos ver su trabajo en detalle. Es un máquina!!! Nos encantó su estilo; es como una especie de acuarela dentro de la piel, no hay nada perfilado y el resultado que consigue nos encantó… Nos estuvo explicando cómo es la técnica que sigue y ahora lo que toca es practicar para ver si es posible conseguir acercarse aunque sea sólo un poco a lo que él hace…

 Isi charlando con Ryan Gatt.
Isi charlando con Ryan Gatt.
Tattoo de Ryan Gatt.
Tattoo de Ryan Gatt.
Tatuaje de Ryan Gatt.
Tatuaje de Ryan Gatt.
Tatuaje de Ryan Gatt.
Tatuaje de Ryan Gatt.

Por lo demás en general estuvimos durante ocho horas como chiquillos intentando empaparnos de todo lo que pudimos… nos hemos traido unas cremas cicatrizantes (para probar primero en nuestras carnes), vimos in situ un montón de nuevos colores para tatuar y andamos detrás de ellos, probamos maquinaria nueva, etc. No os podéis imaginar lo que nos ha cundido…

Por cierto!! También pudimos ver “celebritis”. Por allí andaban Alli Baker que os sonará de verla en televisión en la segunda temporada de Best Ink y también Amy Niccoletto que al igual que la primera también ha estado en televisión en la tercera y cuarta temporada de LA Ink. Eso si; así como Alli estuvo tatuando constantemente; a Amy lo único que le vimos hacer fue postureo puro y duro… de tatuar o bocetar o algo relacionado con los tattoos nada de nada. Estaba dentro de su stand como una muñequita de porcelana…

Ally Baker.
Ally Baker.

Y ya vamos terminando… ya sabéis que no me gusta alargar mucho los post pero creo que este lo merecía. Por cierto si os apetece mirar más trabajos de estos artistas de los que os hemos hablado sólo tenéis que meter su nombre en google y a disfrutar!!!

Esperamos que os haya gustado y como siempre…. Gracias por seguirnos!!!

Facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *