Preservar los tatuajes después de muerto.

Hay una frase que de vez en cuando se hace viral en facebook y aparece en todos nuestros muros. La frase reza “Tatuajes. Es lo único que te llevarás a la tumba”. Pues ya podemos ir pensando en cambiarla porque desde ahora el que quiera puede hacer que sus tatuajes se conserven por toda la eternidad y no precisamente irán pegados a su cuerpo.

La idea de transformar los tatuajes en una especie de silicona para poder ser conservados parte del tatuador holandés Peter Van Der Helm. Peter es el propietario del estudio de tatuajes “Walls and Skin” en Amsterdam. Además es el fundador de la “Fundación para las artes y las ciencias del tatuaje“. Y aquí es donde empieza lo interesante…

Esta fundación es la encargada del proceso de convertir los tatuajes en una especie de silicona  para ser conservados por siempre jamás.

Para empezar lo que hay que hacer es que un patólogo quite la piel portadora del tatuaje y envie la misma a un laboratorio europeo cuya dirección proporciona la asociación de Peter o directamente a la fundación y ellos realizan todo el trámite. Para ello esta piel debe de llegar bien congelada o bien en formol. Una vez allí la piel es tratada con una fórmula “secreta” mediante la cual se extrae el agua y la grasa que posteriormente se reemplazan por polímeros líquidos parecidos a la silicona. Y así consiguen convertir la piel en plástico.

En un principio la “piel plastificada” resultante pasa a ser propiedad de la fundación aunque si el fallecido/a deja como última voluntad que sea su familia la que disponga de ella no hay ningún problema en dársela.

Ya hay más de 50 personas interesadas y apuntadas en esta asociación que ya han elegido este final para sus tatuajes. Entre ellas está el tatuador Henk Schiffmacher considerado como el más famoso de Holanda.

¿Tú te animas?

Si la respuesta a nuestra última pregunta es afirmativa conviene que sepas que este proceso cuesta entre 300 y 500 euros. Pero vamos que ahorrando un poquito todos los años para cuando nos vayamos al otro barrio estará saldada la deuda… Así que quien quiera… a ahorrar se ha dicho!!!

Esperamos que os haya gustado y como siempre… Gracias por seguirnos!!

 

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *