Tatuajes e infecciones.

Hamahiru 13 Ink

Esta es una de las preguntas del millón… ¿Se puede infectar un tatuaje?

Respuesta rápida… SI.

Ahora hace falta saber cual es la razón por la  que esto puede llegar a suceder.

Respuesta rápida. Falta de cuidado y falta  de higiene con el tatuaje recién hecho.

Cuando nos hacemos un tatuaje la mitad del trabajo lo hace el tatuador o tatuadora a la que le hayas confiado tu diseño (partimos de la base que tu tatuaje te lo vas a hacer en un sitio especializado con todas las garantías sanitarias pertinentes). El otro 50 % del trabajo lo tienes que hacer tú. Los cuidados y recomendaciones que te han dado en tu estudio de tatuajes no deben caer en saco roto y debes cumplir con lo que te han dicho para que tu tatuaje quede bien y no sufras infecciones no deseadas.

Es fácil saber cuando tu tatuaje no está curando bien. Entre los síntomas más comunes están los siguientes:

– Tu tatuaje no debe estar muy inflamado pasadas 48 horas después de haber sido realizado.

– Si tu tatuaje se deforma porque está muy inflamado algo no va bien. La inflamación no tiene que superar en ningún caso los dos centímetros alrededor de tu tatuaje.

-Si tienes fiebre pasadas 24 horas de la realización de tu tatuaje. La fiebre siempre es señal de que algo no va bien.

– Si tienes un dolor agudo en la zona tatuada pasadas 48 horas después de hacerte tu tatuaje.

En casos de dejadez total los signos de que tu tatuaje está infectado serían los siguientes:

– Secreciones viscosas al tacto y de colores nada recomendables (amarillas o incluso verdosas)

– Mal olor.

Si has llegado a este punto es que no has cuidado ni limpiado tu tatuaje en varios días.

Todo esto que os hemos contado es evitable y pasa en muy raras ocasiones pero  hay que tener en cuenta que un tatuaje es una herida controlada y que hay que tener unos cuidados con ella una vez se ha realizado.

El cuidado de tu tatuaje es tu responsabilidad y por ello nuestra recomendación es clara. Haz caso a todas las indicaciones que te dé tu profesional de confianza. Cada un@ tiene su manera de tatuar y controla cuales son los mejores cuidados dependiendo de tipos de pieles, zonas, etc. Si sigues al pie de la letra sus consejos tu tatuaje va estará curado y listo para lucir mucho más rápido de lo que piensas.

Esperamos que este post os haya ayudado a entender la importancia de curar vuestros tatuajes en condiciones. El resultado final está en juego ya que una vez se infecta tu tatuaje la aparición de zonas con falta de tinta, bajada de intensidad de los tonos y un sinfín de inconvenientes más hacen que tu tatuaje quede muy dañado y sea necesario repasarlo si quieres levar un diseño aceptable.

Así que ya sabéis… ¡¡¡A cuidarse los tatuajes!!! Y ante cualquier duda acude a tu estudio de referencia.

Como siempre… Gracias por seguirnos!!

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *