Tatuajes. Nazis y judios.

Es por tod@s conocido que los nazis tatuaban a l@s judi@s en los campos de concentración, pero esto no lo hacían desde el principio ni con tod@s l@s prisioner@s. Hoy os vamos a contar como fue el proceso hasta llegar a hacer estos tatuajes como los que veis en la foto de la cabecera.

Cuando los pres@s llegaban a Auschwitz ya eran “seleccionad@s” y sólo algun@s de ellos eran identificad@s con un número de serie. Esto lo hacían con l@s que eran elegid@s para trabajar; l@s que no recibían su número estaban ya sentenciad@s a muerte.

En un principio este número identificativo era cosido en los uniformes o se marcaba en los mismos con tinta indeleble. El problema venía después ya que cuando morían o eran asesinados se les despojaba de sus ropas y no era posible saber quienes eran. De ahí la necesidad de que portaran algo que les pudiera identificar una vez fallecidos. Y pensaron en tatuarlos.

El tatuaje como medio para conocer la identidad de l@s pres@s se estableció en el otoño de 1941. Primeramente los tatuajes se llavaban en el lado izquierdo del pecho y más adelante esto se cambió por la parte interna del antebrazo izquierdo, aunque también se conocen casos que lo portaban en la parte superior de este mismo brazo.

La primera técnica que usaron para tatuar consistía en un sello de metal con números móviles. Al prisioner@ se le daba un fuerte golpe con este sello en el pecho y una vez empezaba a sangrar se le aplicaba sobre la herida tinta indeleble que se mantenía una vez cicatrizada la zona. Esto lo variaron cuando cambiaron la zona a marcar.

Los tatuajes del antebrazo ya se hacían con aguja, pero no con máquina de tatuar sino con una sóla aguja con la que se rasgaba y se introducía la tinta. Estos tatuajes también tenían códigos para conocer ciertas características de los prisioner@s. Por ejemplo si eras mujer y tu tatuaje empezaba por el número 1 delante de otra secuencia de números separado por un guión  esto quería decir que eras una prisionera europea, no judía, civil y que habías sido apresada en una zona controlada por los nazis pero que te habías librado de los trabajos forzosos. Si el tatuaje empezaba por la letra Z venía a decir que eras gitano, esto es porque Z es la inicial de zigeuner (gitano en alemán). Ya veis que no sólo se tatuaba a los judios…

También hay otra teoría en la que  se dice que los nazis eligieron tatuar a los judios para humillarlos y en cierta manera condenarlos en vida… Un judio para ser enterrado en sus cementerios no puede cambiar ni modificar su cuerpo y con estos tatuajes rompían con la ley judía y les dejaban sin opción a ser enterrados con los suyos.

Esto es una pequeña pincelada de un montón de información que hemos podido recabar sobre este tema así que seguramente en breve publiquemos algo más al respecto.

Hasta entonces , esperamos que os haya gustado este post y como siempre…. Gracias por seguirnos!!!

 

 

Facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *