Tatuajes y alcohol.

Hamahiru 13 Ink

En estas fechas quien más y quien menos bebe una copita de champán, un chupito, la obligada copa de vino… por eso nos hemos acordado del efecto que tiene el alcohol sobre los tatuajes y queremos explicaros un poco lo que pasa si te tatuas y bebes alcohol.

En Hamahiru 13 Ink la recomendación que os hacemos siempre es que no bebáis alcohol 24 horas antes de tatuaros ni 48 horas después de haberos hecho el tatuaje. Esto lo hacemos porque el alcohol afecta al resultado final de vuestro tatuaje (no somos de la liga anti-alcohol). Por supuesto no os hacemos el tatuaje si nos damos cuenta de que la persona viene con síntomas evidentes de haber consumido alcohol.

La primera razón para no tatuar a una persona que está ebria es porque no es consciente al cien por cien de sus actos y corre el riesgo de que luego se arrepienta de lo que se ha hecho. Ningún profesional quiere que un cliente piense que se ha aprovechado de esa circunstancia para trabajar y no se va a arriesgar a una mala publicidad por ello. Por otro lado la norvativa vigente relativa a los tatuajes es muy clara en este sentido y prohibe a los tatuadores hacer un tatuaje a cualquier persona que este bebida.

Pero lo más importante es que si se consume alcohol el tatuaje no queda bien. El alcohol es un vasodilatador, hace que la sangre se vuelva más líquida y provoca que se sangre más. Esto conlleva una mayor expulsión de la tinta y el trabajo del tatuador se complica bastante además de que los colores no quedan tan vivos. La probabilidad de tener que repasar ese tatuaje es altísima. Es una pena pasar dos veces por lo mismo por querer tomarse unas cervezas…

Otra de las cosas que pueden pasar es que el tatuaje pierda definición; el efecto final sería como cuando escribimos en un folio y echamos alcohol encima; la tinta se diluye… Este puede pasar con el alcohol y los tatuajes igualmente. No es tan exagerado pero ya os podéis hacer una idea de lo que sucede. Y en este caso además hay que sumar que el repaso del tatuaje para disimular este efecto pasaría por engordar las lineas y ya no sería el tatuaje que en un principio ibas a lucir.

En conclusión el alcohol y los tatuajes no hacen buenas migas. Recordarlo si os vais a tatuar, el resultado de vuestro trabajo va en ello!!

Como siempre esperamos que os haya gustado y… Gracias por seguirnos!!!

Facebooktwittergoogle_plus

2 thoughts on “Tatuajes y alcohol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *