Tatuajes y mastectomías. La sanidad pública empieza a reaccionar.

Por fin la sanidad pública empieza a ver los tatuajes como algo que puede ayudar en casos de cicatrices tras una operación. En este caso nuestra más sincera enhorabuena va para el Completo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) que en una medida pionera en España ha decidido ofrecer el servicio de tatuajes en cicatrices después de realizar mastectomías.

Son seis personas las implicadas dentro de este proyecto. Los seis cirujanos pertenecientes a la Unidad Funcional de Mama han realizado un curso para saber como hacer estos tatuajes y que el resultado sea perfecto. El encargado de impartir este curso ha sido Alvaro Quesada tatuador especializado en este tipo de trabajos. Lo que se consigue con el tatuaje es poder recuperar a nivel visual tanto la areola como el pezón que desaparecen en una operación de este tipo.

Para poder hacer estos tatuajes lo “único” que hay que hacer es esperar a que las cicatrices que han quedado después del tratamiento de reconstrucción mamaria estén ya bien curadas para poder tatuar. La tinta de este tratamiento es permanente y eso es una ventaja con respecto a la micropigmentación que había que repasar cada cierto tiempo.

La verdad es que l@s pacientes de este hospital pueden estar content@s porque su autoestima y su calidad de vida gracias a un tatuaje va a ser mucho más alta.

Animamos a todas las comunidades a valorar y a impulsar iniciativas de este tipo. Consideramos que son necesarias y vitales para la salud y bienestar de todas las personas que por desgracia tienen que pasar por este trance.¡¡¡ A ver si cunde el ejemplo!!!

Esperamos que os haya gustado este post y como siempre… Gracias por seguirnos!!!

 

Facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *